lunes, 2 de mayo de 2016

Tinkuy de Miccayo


Departamento   : Cusco
Provincia          : Canas
Distrito             : Yanaoca
Género             : Guerrero

Recopilación     : Sr. Juan Carlos Godoy Basilio
Instituciones Educativas

Hecho social a manera de batalla ritual, que se realiza el 8 de diciembre de todos los años, en el lugar denominado MICCAYO, allí los guerreros de las provincias de canas prueban su valentía, armados a la usanza de sus antepasados Incas.

Este hecho se realiza entre Caneños del distrito de YANAOCA y sus comunidades, participan varones y mujeres agrupados en bandos, en uno de los bandos participan grupos de familias provenientes de las comunidades de Chicnayhua. puka puka, Hampatura, y del Distrito Túpac Amaru – Tungasuca, Ccotaña y en el bando contrario participan grupos de familias de las comunidades de Jilayhua, Pongoña, Kaskani, Toccoccori, y algunas comunidades de Piskicocha, Piedras blancas (Livitaca - Chumbivilcas) cercanas a Miccayo.

Cabe resaltar la participación de las mujeres, quienes demuestran habilidad en el manejo de las huaracas, desarrollando estrategias que les permite a su bando mejorar en el ataque.

Esta batalla se inicia con:

Wayna Akully: (el primer coqueo) que comienza en la mañana. En donde ambos bandos estudian sus estrategias y la cantidad de guerreros asistentes. Los combatientes bajan por las laderas profiriendo insultos que hieren el honor y el orgullo del contrario.

Hallpaska: Es el momento donde descansan los guerreros luego del primer encuentro, este momento es estratégico para poder recuperar energía y crear estrategias contra el contrario, los combatientes se acomodan en círculo para ser atendidos si tienes alguna herida producto de la primera batalla, las mujeres en este descanso sirven los alimentos y bebidas a los combatientes.

Takiriy: Canto organizado, que realizan las mujeres para motivar a los guerreros y regresar al segundo encuentro.

Piqchu Tupay: (segundo coqueo) es el regreso a la batalla, donde se definirá al ganador.  Los guerreros provistos de gran energía ansían iniciar la lucha, en ese momento ofrendan a la madre tierra y a su Apu tutelar para conquistar el triunfo, luego bajan por las laderas, desde allí se retrocede o avanza, tienen por creencia que si son vencidos es porque la Huaca está en contra de ellos o si hay muertos es señal que la tierra ha aceptado sus ofrendas.


Al final de la batalla, los vencedores se retiran gozosos y se llevan como botín prendas de vestir del rival del bando caído.

No hay comentarios:

Archivos

Maestros del folklore Ayacuhano Jose Pariamanco y Juan Martines

Maestros del folklore Ayacuhano Jose Pariamanco y Juan Martines
Lima - 2008